jueves, 22 de marzo de 2012

PUNTO INVISIBLE



Este escrito es la introducción a la novela. Pasé varios años tratando de recopilar desde mi memoria, las vivencias propias y ajenas de lo que viven las personas adictas, y esto fue lo que resultó.


NOTA DE INTRODUCCION

En la mayoría de los casos las personas adictas jamás se recuperan. Familias enteras se destruyen envueltas en todo tipo de adicciones, las que, finalmente conducen al crimen, la locura o la muerte.
A través de la vida hemos sido actores y espectadores de episodios, donde la violencia y el abandono sometieron a los seres humanos a una vida de soledad y pesadumbre.
Cuántos de ellos mueren en las calles, entre harapos y sin conciencia de lo que fueron sus vidas. ¿Dónde quedaron sus proyectos y sus sueños?
La esperanza de volver a una sociedad que los rechaza pierde valor y finalmente sucumben ante una realidad metida dentro de la irrealidad de sus existencias.
La historia de esta familia se vive a diario en las ciudades y los campos, en la opulencia y la pobreza.
El licor, principal promotor de muchas de las demás adicciones, es socialmente aceptado, y sólo cuando la persona está inmersa en su consumo es cuando la familia y la sociedad se ocupan del problema, la mayoría de las veces para reprender y castigar, nunca antes para prevenir, siendo ellos el eje principal de este flagelo.
Mi intención al escribir esta novela, fue denunciar lo que viven algunos niños, acosados por el abuso físico y psicológico, que personas mayores y circunstancias adversas, ejercen sobre ellos, sin permitirles disfrutar de esta etapa de juegos y alegría, única en la vida del ser humano.

1 comentario:

Nucha dijo...

Gracias porque así puedes despertar
a los adictos