lunes, 15 de diciembre de 2008


En la Isla Negra un rincón en medio de la naturaleza. Detrás donde no se ve
esta la inmensidad del mar con los recuerdos de Neruda y las huellas de los poetas que caminamos por sus playas en total ensoñación.
Hay sitios que quedan en la memoria, paisajes de gran belleza que no desapareceran de los ojos y gente que pone un grano de alegría en el corazón
Volveremos a vernos poetas en cada mañana que el sol aparezca en el horizonte
Clemencia

1 comentario:

azpeitia dijo...

Chile dicen que es muy hermoso, espero visitar vuestra tierra en algún momento.
Mi página ya la verás está llena de ensoñaciones y palabras...un abrazo y gracias por tu respuesta...así he podido ver tu página....azpeitiaq